Traducido al español como “cola larga”, muchas veces es definido como un modelo de negocio que impulsa a los negocios digitales a vender productos a una audiencia cada vez más específica. Long Tail también se define muchas veces como un término estadístico que busca distribuir los diferentes tipos de audiencias que existen en un sector de mercado.

Fue acuñado por primera vez en el libro The Long Tail, escrito por Chris Anderson, lo utilizó para enfatizar que el futuro de los negocios en general está en vender “menos”. Con esto se refería a que las empresas no tienen que apuntar a la misma audiencia de sus competidores de sector, sino que pueden buscar un público más específico, que bien pueden ser menos en número que el genérico, pero pueden ser cautivados con una mayor fidelización.

Ejemplos de negocios exitosos de Long Tail

Son muchas las empresas digitales que se interesan por dirigirse a un público más específico y segmentado, con el objetivo de vender en espacios que pocas veces son tomados en cuenta por productos genéricos. De esta forma, se puede enumerar diferentes negocios exitosos que han aprovechado este método para dominar diferentes nichos de mercado, los más conocidos son Amazon, Apple y Netflix.

Son conocidos por ofrecer diferentes tipos de productos muy diversificados y con cientos de categorías, esta forma de vender más específica le ha dado gran notoriedad en diferentes grupos de público, que en sí forman parte de una gran masa. El resultado es haberse convertido en los sitios web de ventas más valorados por los usuarios a nivel mundial.

Utilizar la cola larga en marketing digital

El marketing digital es una de esa área que aprovecha la estrategia de cola larga para llegar a una audiencia cada vez más interesada. Sin embargo, las empresas no son las únicas que tienen en cuenta este modelo de negocio, los buscadores como Google también tienen en cuenta las búsquedas específicas y la segmentación del público en sus resultados de búsqueda.

De esta forma, se clasifica el contenido con palabras clave de cola larga, e incluso se pueden hacer campañas con grupos muy específicos de la lista de prospectos.